Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de 2013

el agua de tu cabello

El agua de tu cabello se enreda en las rocas,
tus pies arriba en vez de tu cara.
Haciendo el pino.

Fácil engañar a la madurez,
pero en verdad quieres crecer..


y como ves es imposible

Cuando las olas vuelen hacia la luna vendré a buscarte...
y como ves es imposible...
Ramas hieren tu pecho no lo dudo...
Pero cortando el camino al tiempo,
eso ya es imposible...
La brusquedad con que mi piel se cuartea pidiéndote disculpas...
Mis rodillas parecen doblarse como los muros de mi corazón.
Papel mojado y sin tinta mi pluma,
Son las únicas palabras que me salen de mi boca.
Como ves mis manos no funcionan para acariciarte...





Tu recuerdo

suave... amor eterno,
que endulza y encandila...


tu cara angelical más mortal que el veneno.


las flores silvestres perfuman la calma de tu alma...
la sombra de tu figura asomada al anochecer.
una suave brisa acariciándonos...
somos dos almas abrazadas... las musas inspiradas...
la amistad es eterna... el reencuentro en tu corazón abierto, la sinceridad es confianza, en el cariño más sincero

alguien andara

No son los besos de ayer los que té dí voy de latido en latido como si fuera otra...
Me confundo la calle de mi destino por lo tanto no tengo camino que alguien andará.
Quien mirara por nuestra sonrisa... de que testigo hablamos hoy.





no es suficiente

Si alguna vez hablaron las calles no pase por ellas...
hago caso omiso a los rumores.

me enfrento solo conmigo mismo
estoy en mis infiernos
y no estas tu para rescatarme.

si alguna vez entre en tus bosques 
yo me enrede en tu pelo
aunque no fue tiempo suficiente para poder enamorarte...

ahora los árboles son solitarios
no hay refugios sin nidos.


cualquier recuerdo

Un recuerdo te hace mirarte en el espejo, tú no eres el espejo, pero eres el reflejo... Aquel recuerdo... el que fuera,  no hace que el tiempo se vuelva barro para poder manejarla.


sin quemarme

He vuelto a respirar la bruma que crecía,
baje metros desde el cielo sin tocar el brusco fuego..

Mientras la noche se penetraba en mi carne, tu encendías una estrella
y habiendo respirado ya la vieja bruma, podía conseguir verla...